Puertas abiertas
mariposas en vuelo
buscan noticias.

jueves, 5 de febrero de 2009

¡Hablemos de magia, Belit-Seri!



Una simple palabra, un hilo de voz, un acento sin prisas sería suficiente para hacer comprensible esta fascinación que siento por conocer tu verdadero nombre. Cada día, cada instante que pasa sin saberlo es una victoria más para el olvido. Sin embargo, hoy me he sentido más cerca de ti, cuando las sombras fueron vencidas por Sirio. ¿Ha sido su luz o la popular Isis quien ha evitado tu viaje como remero hacia la oscuridad? Eres el favorito de los dioses, Belit, pero no olvides que ella es una mujer muy inteligente, una verdadera experta en magias, que se valió de sus mañas para arrebatarle el secreto del nombre a Re.

La magia es una fuerza divina que existe desde el principio de los tiempos, incluso antes, pero los dioses son los que tienen el poder. Ellos representan el orden cósmico desde que nacemos hasta que nos recibe Osiris y nos vemos delante de Ammut. De todos los dioses es Isis la más poderosa maga del universo. Creo que conocerás su historia con los siete escorpiones que le entregó Thot.

Tu encuentro con los dogones te ha hecho ver que existen otros mundos y otras fuerzas también poderosas. Ese pueblo hermético, acostumbrado a un paisaje y clima extremos, es una muestra de la comunión del hombre con el universo. Sus ceremonias y ritos tienen siempre un carácter de renovación, pero lo que cuentan de otros pueblos venidos de estrellas sin nombres no sé si todo es cierto. Sí es verdad que Sirio, tan importante para ellos, también lo es para nosotros; acuérdate que su aparición coincidía con la llegada de las Aguas Sagradas y el período de fertilidad de las tierras. Siempre había magia para nosotros.

Hay tanto que no nos hemos dicho, Belit-Seri, tantas palabras que aguardan renglones vacios y amables. Has decidido regresar a Egipto y quizás mañana llegues a las orillas del Nilo Azul, a la sombra de los sicómoros. Volverá a haber magia en el aire para ti, pero yo no estaré. Los dioses han hecho de mi camino una senda indefinida de dudas y mis pasos son sólo un susurro que roza la tierra. ¿Qué más puedo esperar de este desangelado destino mío? Hago ofrenda a los dioses, súplicas y ruegos, pero sólo la palabra escrita deja huellas –y magia– suficientes para que no caiga en el olvido, pues no hay trabajo más hermoso que el de escriba, ¿no es así, Belit-Seri?

Uxa

http://www.unesco.org/courier/2000_07/sp/dici.htm

5 comentarios:

Nómada planetario dijo...

Siempre que el mensaje sea tan acertado como éste, el escriba podrá darse por satisfecho.
Saludos desde un Sur vestido de gris nube.

estela dijo...

El trabajo más bonito sin duda, hacer que los sentimientos queden reflejados en forma de letra. Debe estar satisfecho el escriba.

JAVIER dijo...

Visitar tu blog es encontrar buena lectura, en verdad me agrada mucho.
Un abrazo.

Saludos desde Japon.

myrtille dijo...

je viens faire un petit tour au chaud. Merci pour toute vos petites visites. J'apprécie. Il va falloir que je décide à apprendre l'espagnol je crois...

azpeitia dijo...

Ese críptico diálogo, de los dos protagonistas de tu post, está lleno de belleza...casi es un jeroglífo descrito en hermosas imágenes...un beso de azpeitia