Puertas abiertas
mariposas en vuelo
buscan noticias.

martes, 28 de diciembre de 2010

In Anno Domini


Jesús con los versados de la fe
(José Ribera)

Estaba ya a punto de partir cuando un mensajero me entregó tus noticias. El cansancio de mis maltrechos sentimientos hace que mis planes estén siendo lentos y desganados, tan distintos de los tuyos siempre ágiles y con el rítmo que le da la impaciencia de querer ver cumplidos los sueños. Los acontecimientos se suceden sin pausa, con una rapidez dificil de alcanzar. Todo lo que cuentas me asombra, y a la vez me asusta el pensar que son ellos los que deciden nuestro destino. Por un lado las guerras con su violencia y desmanes, por otro el hombre y sus pasiones, ambos derramando el preciado tesoro de la sangre, ambos ensombreciendo los sonidos cálidos de la melodía preferida en nuestros ilusionados años. Siento tus recuerdos con el aire nostálgico de lo que se sabe que no volveremos a vivir.

Por supuesto quiero iniciar ese camino que yo me tenía prometido desde hace algún tiempo. Aquí ya no va quedando mucho de lo que fue mi ayer. Me pides que deje de lado Hispania y vaya a Roma.Ya sé que Octavio está embelleciendo esa ciudad de calles estrechas y ha continuado con las reformas que ya empezó Cesar finalizando el Foro. También he oído elogiar la zona elegante de El Palatino, con sus cómodas casas y jardines, tan distinta de esas ínsulas populares.

Sin embargo a mí me atrae más visitar Jerusalén y Galilea, tierra fértil que, aunque forma parte del Imperio, tiene su propio rey, Herodes, y una vez allí ir a Nazaret. Desde hace algún tiempo se viene hablando de un hombre joven, conocido por el nombre de Joshua, hijo de un carpintero de la aldea. La gente cuenta cosas extraordinarias de él. ¡Dicen que hace hasta milagros! Es una persona muy humilde, pero al mismo tiempo habla de la venida de un nuevo Reino. Cuenta con muchos seguidores, y los romanos temen que pretendan recuperar el trono de David. ¡Me gustaría escucharle!

Todo está preparado. Voy a empezar ese camino que espero me lleve al tan largo soñado Destino. Siento el dolor que me da la certeza de saber que no volveré a pasear a la sombra de los sicómoros, ni volveré a sentir la mirada estática de las imágenes del Faraón. Tampoco dormiré mis sueños bajo ese cielo de noches intensas y misteriosas que cubre estas tierras privilegiadas, pero en cambio no voy a desestimar el tiempo que tengo y acuno esa esperanza que crece y va adueñándose de nosotros, haciéndola puente entre nuestra distancia y lo devenir.

4 comentarios:

MTeresa dijo...

Un relato interesante,
un mensaje,
un proyecto,
tiempo por delante

Jose dijo...

Precioso relato, Pilar... En varios momentos a lo largo de su lectura ésta ha llegado incluso a conmoverme profundamente... No en vano, y entre otras cuestiones, porque me considero uno de esos anónimos peregrinos que recorren el camino que conduce a Galilea..., a Jesús...

Gracias por tus buenos deseos. Que también el Año Nuevo os colme de bendiciones a ti y tu familia, así como al resto de tus seres queridos...

Recibe un fuerte y cálido abrazo.

Ricardo Miñana dijo...

Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica pase de largo.

¡¡Feliz año 2011!!

Un abrazo.

WILHEMINA QUEEN dijo...

Empecemos el camino juntas! mil besos y FELIZ 2011!