Puertas abiertas
mariposas en vuelo
buscan noticias.

viernes, 2 de enero de 2009

El dador de misterios


Dice el inefable Siphaos: El séptimo principio hermético es: " El género está en todo, todo tiene principio masculino y femenino, el género se manifiesta a todos los niveles. En el proceso de individualización se trata de que ambas partes se acepten e integren en la personalidad" (Hermes Trismegisto)
Ayer fui de caza. Siete jabalís fueron abatidos por mis flechas, lanzadas con el arco de cedro, que me regaló Suten, el escriba. Me he guardado los colmillos de los jabalís alunados, los de colmillos en forma de media luna, para que los sacerdotes del templo me confeccionen un amuleto contra las serpientes de la Oscuridad. Las pieles las dejamos sobre la tierra en las tumbas del desierto, donde duermen los cuerpos de mis esclavos muertos en la construcción de la pirámide que da cobijo a los de mis antecesores, y que servirá de alimento a los buitres portadores de las noticias de los dioses que habitan en el Cinturón Orionis.

¡Alabado sea RA! ¡Por fin podré ir con el ejército del Faraón a luchar contra los hicsos! Mi hazaña merece este premio.

La ausencia será muy larga. He mandado plantar sicómoros y árboles de incienso en la senda que va de tu casa al templo de Atón. Espero que ofrezcas sacrificios para que la victoria de nuestros ejércitos sobre los usurpadores hicsos sea completa, y no paren en su huída hasta el lejano país de PUNT.

No conozco el lenguaje de las aves. No me fío de Minerva, de la bella y rubia Minerva, su templo siempre está cubierto de coronas y ofrendas por la sangre de los vencidos. Ella lleva en sí los destinos de las guerras. Pero... hablaré con Tiresias; el sí conoce el lenguaje de los pájaros de la luz, el significado del vuelo de las aves. Además él es mi amigo, durante muchos siglos fui su lazarillo.

No desistas en tu empeño de conocer mi nombre. El deseo del Conocimiento es como el principio de la materia: inicialmente todo es Negro, conforme se va avanzando en el estudio surgen irisaciones Azules o Verdes, para terminar en un Blanco que te lleva por un camino Amarillo hacia el Rojo " espíritu del mundo". Allí está mi nombre, pero no lo pronuncies. Mi nombre -como el fruto del melocotonero- está consagrado al dios del Silencio.

Neb Jet Ijeme Sek (Poseedor del Árbol que nunca muere)
Belit-Seri

1 comentario:

azpeitia dijo...

Que interesante la traducción de estos textos y su contenido, siempre la civilización egipcia me ha atraido por el misterio y belleza de sus imágenes y monumentos, que se pierden en la noche de la historia...precioso tu blog...felicidades y un abrazo de azpeitia