Puertas abiertas
mariposas en vuelo
buscan noticias.

jueves, 18 de junio de 2009

Tengo noticias de Uxa



¡Qué felíz soy en los bosques
donde cada árbol
es una voz tuya!
Beethoven
*****

Creo que recordarás a Uxa, amiga del escriba al que llamaban El Cazador de Sueños. Dicen los que la han visto que sus pasos ya no dejan huellas en las sombras de los sicómoros; que su mirada ha perdido lo íntimo que cobijaba sus nostalgias que la hacía ser la elegida del Faraón.

No me extraña, también a ella le llegaron las palabras de cierto caballero jázaro, que persigue visiones de fantasías inútiles queriendo encontrar una imagen con la que engañar la Verdad. ¡Ay Belit-Seri, tu corazón es voluble e inconstante en sus preferencias! ¿Ya no recuerdas tus promesas a aquella princesa de la Casa de la Vida? ¡Cuántas veces habéis recorrido juntos las orillas de las Aguas Sagradas, cuántas veces habéis visto florecer el loto en la humedad que deja el Nilo! ¿Cómo es que ahora buscas forzar el Destino y te miras en los ojos de otra mujer? No es en Camelot donde vas a encontrar el conocimiento, ni tampoco será ahí donde te revelarán el nombre de la que ahora buscas. ¡De poco te han servido las consultas al Oráculo, ni las ofrendas en el templo de Ra!

Yo sí he tenido noticias de Uxa. Ella ya no confia en lo Eterno de la palabra escrita, ni en los dioses caprichosos y egoístas en los que el Escriba parecía tener fe. Ahora camina en otra dimensión y ha llegado a unos pueblos que viven en contacto con la naturaleza, en una tierra fértil de bosques y colinas verdes. Es un pueblo que cree en la Verdad. El árbol lo consideran sagrado y fuente de sabiduría, dador de la esencia necesaria para subsistir. Entre ellos Uxa ha aprendido a amar y a confiar en los árboles. Se sabe protegida por la gente –alta y de ojos grises- de esa tierra, y son sus árboles los que han hecho que la nostalgia que sentía por el Cazador de Sueños sea ahora memoria, recuerdo, incluso leyenda cuyos versos canta Tabiesín, un bardo galés,

"Cuando surgió la vida
mi creador me dio forma
con la savia de los árbolesy el sabroso jugo de los frutos ... "

2 comentarios:

azpeitia dijo...

Que bella prosa poética, de aquellos antiguos egipcios..y que bella tu página y la sensibilidad y buen gusto que pones en ella...un abrazo de azpeitia

Goathemala dijo...

Bellísima entrada. Jejeje, me identifico doblemente. La he leído tarde, apenas me han dejado en el trabajo.

Un abrazo.