Puertas abiertas
mariposas en vuelo
buscan noticias.

viernes, 11 de junio de 2010

¡Estoy en Santiago!


Acuarela: Antón Hurtado


a Belit-Seri,


Las dudas suelen ser malas consejeras, pero no hagas a los libros culpables de tus incertidumbres. Ellos cuentan las historias tal y como otros las escribieron, y es el hombre el que se somete a los mitos y a las leyendas. Sólo cuando te alejes de esos testigos y te libres de la carga de las civilizaciones que visitas serás un verdadero peregrino, sin prejuicios y sin miedos. Puedes hacerlo, Belit, de la misma forma que lo he conseguido yo.

Hoy puedo decir ya que he llegado a Santiago. La certeza de un final próximo me confortó del escaso atractivo de este último tramo, y ha hecho que olvidara cualquiera de las incógnitas que también intentaron hacerme desistir. No he necesitado libros ni ninguna clase de filosofía, y la soledad -que no fue impuesta por uno u otro oscuro pasado- ha sido una lección práctica para saber escuchar la voz del Camino. Sin embargo, desde el Monte do Gozo se acaba con esta orfandad. Me adelantan peregrinos impacientes, alguno quizás con el deseo de ser nombrado rey, pero yo no deseo privilegios retóricos ni que llegue el momento de decir adios al Apóstol.

Desde que estoy en Santiago comienzo a sentir la nostalgia de la peregrinación. ¿Dónde queda el cansancio acumulado de las anteriores etapas, dónde están el calor y el frío, dónde las dudas y la sed que intentaban a veces ser protagonistas en el camino? Todo eso está olvidado. Conocer la ciudad y abrazar al Santo son mis deseadas preferencias, y sigo calles, plazas, iglesias, piedras bañadas por la pátina del tiempo, hasta la Catedral. He alcanzado la meta, Belit-Seri, he llegado al Pórtico de la Gloria y es ahora cuando conoceré la Verdad.

Apenas me detengo aquí me hago preguntas, probablemente las mismas que millones de peregrinos se hicieron al llegar. Dices no tener fe, estar lleno de incertidumbres y hasta pones en duda la necesidad de esta peregrinación. La respuesta está en este mítico románico que nos dejó el Maestro Mateo, en el Cristo que no viene a hacer justicia sino a pedirnos que sigamos a Santiago, en los cuatro evangelistas, en los ángeles que nos cuentan la historia de Aquel que vino a ayudarnos, en los apóstoles y en los profetas. Hace falta preguntárselo.

Ves, Belit-Seri, las historias no están escritas únicamente en los libros; están también en las piedras que hablan, a veces con un murmullo sólido o con erosión y otras hasta se les oye gritar. Sus voces nos cuentan vestigios del pasado, lo histórico de la ciudad, constancias de guerras, fugas, independencias, arte y amor. Es la crónica pétrea que narra la historia compostelana del Camino. La mismas piedras desde las que Santiago habla a los peregrinos en la Catedral. En el interior, con el tiempo detenido en el románico, espera la palabra del Apóstol; sólo ella puede llevarnos al conocimiento y librarnos de las dudas. Necesitaré más tiempo, mañana podré decirte cuales han sido sus enseñanzas.

Uxa

9 comentarios:

Antón Hurtado dijo...

Hola Pilar, vale, sin problemas, lo miraré más detenidamente, sólo decirte que he abierto otro blog sobre la Via de la Plata y el Camino Sanabrés:

http://caminandolaviadelaplata.blogspot.com/

Espero que te interese, AH

María de la Cruz Díaz dijo...

He quedado impactada con cada entrega en su blog, sé que regresaré más de una vez a leerla.

Si en algún momento pudiera visitarme aquí le dejo la URL de mi Blog persona donde tengo los demás de poesía.


Un abrazo muy fuerte

http://orlandomisdias.blogspot.com/

Málaga dijo...

Soberbia acuarela y el texto... delicioso, lleno de sensaciones. Mis felicitaciones no sé si por haber llegado a un destino tan hermoso o por lo que ganó por el camino :)
Un saludo.

Aguas Azules dijo...

Felicidades Pilar, es bueno cuestionarse cada cierto tiempo, es la forma que surjan interrogantes validas y de pensamientos profundos…y las respuestas llegaran con calma pero profundas. Un abrazo y adelante…

Camino del sur dijo...

Hola Pilar, que gran relato de tu experiencia peregrina.

El verdadero valor está en el camino.


Abrazos

Nerim dijo...

Hola Pilar, te he enviado dos correos recordandote que me tienes que mandar la breve descripcion de tu tema La Soberbia del mes de Agosto. Esta descripción la necesito a mas tardar para el día 22 de Julio.

Muchas gracias por tu colaboración con el blog.

Un cordial saludo

RosaMaría dijo...

Qué hermoso viaje al interior! a lo alto y bajo, a los desniveles que se presentaron, como la vida misma; en el camino todo es superación, aprendizaje y volver a empezar. Un reporte entrañable de caminos que he recorrido... como el de la pampa mía. Beso grandote.

EVA MAGALLANES dijo...

Hola Pilar, paso a dejarte saludos y cariños, que todo camine positivamente en tu peregrinar.

Mistral dijo...

Es una experiencia enriquecedora.

Un verdadero placer leerte
Saludos cordiales