Puertas abiertas
mariposas en vuelo
buscan noticias.

domingo, 6 de marzo de 2011

La venganza del faraón les hará pagar caro


foto wikipedia: Fragata Filadelfia. Trípoli, 1804


Belit-Seri, no sé si tienes pensado regresar, pero el futuro aquí es imprevisible y los dioses siguen disponiendo de la vida y de la muerte. Esto se ha convertido en una verdadera guerra que muchos están pagando con dolor. El regente ha recuperado Misrata y está dejando sin esperanza a los que se sublevaron; en Zuwiya hay mucha destrucción y muchos heridos, pero sus habitantes luchan hasta el final. Los dioses, como sabemos de Osiris, tienen un caracter despótico y siguen siendo dueños absolutos de tus días, no sienten compasión y condenan a un pueblo inocente. Castigos y sacrificios es su manera de dialogar. Con el paso del tiempo han perdido adoradores y ahora exigen ofrendas más crueles.

Cuánto sufrimiento le espera a este pueblo, Belit-Seri. Su gente está dando muestra de valor, pero más cara le será la venganza de quien le mutila el lenguaje. No hay nada tan triste como ser desposeido de la palabra. ¿No es así, Belit? Tú que has sido adiestrado en la magia de las letras, tú que escribes en el vacio, en los líquenes, en los papiros de Tebas, sabes que la falta de poesía nos convierte en esclavos extáticos, siervos a los que se les niega la libertad. Desde aquí el único sonido que me llega es el de las armas. En Trípoli hay lucha entre los dos bandos. ¡Pobre ciudad castigada por sitios, incendios que quemaron su biblioteca y tantas guerras!. Tampoco la naturaleza se comportó muy bien con ella que conoció lo destructivo que puede ser un terremoto.

Sí, Belit, el futuro es hoy imprevisible. Pienso que ni los dioses conocen el lugar donde conduce tanta tragedia. El final no está sujeto a definiciones y queda abierto a una libertad herida en la que todavía palpita el deseo de seguir hacia adelante. Me siento afligida con los relatos de los que llegan huyendo, que hablan de combates y muertes, de terrenos perdidos y zonas que mantiene el ejército, y hambre. Mientras, como decía Plutarco, pensando en el tiempo en que estaremos "juntando rostro con rostro, te abrazo y lloro".

Uxa

4 comentarios:

Javier Martinez V. dijo...

Siempre logras que quede admirado con cada uno de tus textos.

Recibe un gran abrazo.

Antonio Herrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio Herrera dijo...

Qué poco se conoce de lo que está ocurriendo en este país gobernado por un tirano con el beneplácito de occidente, ni hacia que lado se inclina la balanza de la muerte.

Ójala el pueblo recoja los frutos regados con su sangre derramada.

Magníficas y a la vez terribles crónicas.

Goathemala dijo...

"La falta de poesía nos convierte en esclavos extáticos", que gran verdad liberadora la de buscar la poesía, la belleza siempre o "cazar los sueños".

Entiendo que hay un paralelismo con el Trípolo de ahora.

Un abrazo.